Las Locas Aventuras de Pocholo y Dinito

Relato escrito allá por el año 2003. Tonterida española vivida con mi padre apoteósicamente vergonzante… Publicada en El Pobrecito Hablador el 8 de Abril de 2004.

Muy buenas noches desde el apartamento glamouroso donde vivo. Hoy he decidio empezar una saga que espero que sea de culto.. las locas aventuras de Dinito y pocholo….

Para empezar no se quien va a ser quien… si mi padre va a ser pocholo, o lo voy a ser yo… porque no sé quien de los dos está mas zumbao.. sé que muchos no le conoceis, y que igual no me habeis visto en accion.. pero bueno. Para empezar me gustaría recordar con cariño a aquel personaje que era mi padre… un hombre responsable y muy respetable, cuya vida era el trabajo. Su única afición era jugar al carta blanca, si, ese juego del güindous al que no sabe jugar ni Dios…

Nuestro querido amigo salió de su letargo hace poco más de un mes… ya decía yo… por algún lao tenia que salir, ya que después de haber acabado las 32000 (si,treinta y dos mil) posiciones posibles del entretenido juego, supongo que un dia de repente se dio cuenta de que sus úl.imos 25 años habían desembocado en un callejón sin salida…

Pues si, a nuestro querido amigo le llegó ese triste dia en el que se metió en la ducha, y cuando estaba jabonandose, miro hacia abajo y clamó al cielo horrorizado.. si querido Pocholo, tu amigo esteban debía estar debajo de aquello que parecia una talega de pan de lana negra… así fue como descubriste que te habías hecho mayor… asi que a cuidar a tus queridos nenes (que bien guapos que hemos salido, eh?) y a trabajar a destajo con tus amadas hojas de cálculo… pasaron los años… siguieron pasando… una excelente carrera profesional… en la oficina era conocido como ese tio que está continuamente hablando de trabajo… cervecitas a la hora del almuerzo… hablando de trabajo… la separacion… y mas trabajo… la tension x las nubes, riesgo de infarto.. y mas trabajo… trabajo, trabajo, trabajo…

Pero tarde o temprano tenia que ocurrir algo que hiciese que nuestro querido hombrecillo saliese del letargo de los últimos 25 años, y volviese aquel organizador de guateques, aquel bailarin de twist enloquecido… todo un yeye. Pocholo habia vuelto… tiembla mundo!!!!

Pues si… lo primero que decidio era irse a la playa todos los días para coger ese moreno tan ibicenco, tipo agromán. Si, más que un nota moreno parece el indio de torreblanca… después decidió atracar una óptica en torreblanca, de donde sacó ese repertorio de gafas de sol con las que nos deleita a diario. Y para qué hacer todos esto, os estareis preguntando… pues para que iba a ser si no era para ligarse a unas gachises…y así comenzó todo… pero.. donde están las gachises??? pues dijo, vamos a lo fácil… la cafetería de la oficina… y palla se fue. Y allí atacando indiscriminadamente a todas las nenas, cual john travolta en fiebre del sabado noche, pero más a lo alfredo landa en con faldas y a lo loco.Cuando ya estaba despendolao… solo le faltaba algo… un vehículo adecuado a su nuevo estad
mental… si, un deportivo.

Pues la extraña pareja surgió una noche veraniega como la de hoy.. Dinio le dijo a pocholo..quieres ir a cenar por ahi? imaginaros.. una vez salidos del hotel de la caspa… estaban deseosos de encontrar gachises distintas a la yola, la malena, aramis de los cojones… y allí salieron montados en el buga sin la capota… Dinio muy guapo disfrazado con un polo y unos nauticos, y pocholo con los ojos fuera de las cuencas detras de todas las niñas que pasaban.

Pues si… cualquier fémina que se cruzaba con ellos, provocaba las miradas atónitas de pocholín… mientras cenaban, se le iban los ojos, quería hablarles a las niñas que los rodeaban.. hasta llegó a provocar la vargüenza ajena de su compañero dinio.. y eso que la vergüenza no es una de sus características. Pues si.. pocholo se vio obligado a reprimir sus ansias de don Juan, postergandolo para el momento de tomar la copichuela de rigor… pero no, chicos, no aguanto tanto tiempo. Decidió montarse en su chorbamovil, y decirles cosas a todas las feminas de las motos, pasearse despacito entre las botellonas en la isla de la cartuja, volver a pasar por los grupitos que hacian oles por lo espectacular de su vehículo…. correr a todo carajo detras de los coches con niñas…. el culmen fue cuando le dijo a dos canorras gordas que iban en una moto… donde vais chatas? dinio estaba sepultado en el asiento del deportivo subiendo el volumen de “the presence or the lord” de Blind Faith (temazo increible) diciendo… Dios mio, esto es inaudito… insólito, innifugo, innnnnnnnnnnnnnnnnnnnnmortah

En fin… al final despues de rogar encarecidamente a pocholo que me trajese a casa a eso de 1 de la mañana accedio a buscar mas tiempo aparcamiento enfrente del parque para ir a “ligar cobre” (curiosa expresion empleada por él, supongo que será de los años 60) en el alfonso y bilindo… lo consegui.. llegué a casa… y decidí comenzar este diario de batalla que comparto con vosotros.

No sé como acabará esto.. lo que si que sé es que el proximo dia conduciré yo, y pasando de canis.. que de tias pepino habia por ahí… y como se fijaban en el coche.. y en el cacho de copiloto que iba 😉 asi que.. tendré que explotarlo, y daré un par de consejitos a mi progenitor pa que se entere de como se “liga cobre” en el siglo XXI

Con cariño, Dinio

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: