Archive for the ‘Cuando estoy en vena…’ Category

Flotando a la Deriva

febrero 2, 2009

Tantos años han pasado desde que entró la música en mi vida que, a pesar de mi juventud, a veces miro hacia atrás y todo recuerdo tiene consigo su correspondiente canción… y se pierden hasta un pasado recóndito.

Mi memoria es como un album de fotos con hilo musical en el que todo tiene su canción. Canción que solía poner yo, o bien canciones que ponían otras personas, pero lo cierto es que al rescatar ese momento del olvido, llegan imágenes acompañadas de acórdes y poemas. Un bombardeo de imágenes poéticas al que no puedo poner freno me inunda…

Recuerdos, personas, sentimientos y lugares acompañados de sus canciones, de sus olores, acarician mi alma transportandome en el tiempo y vuelvo a vivir la vida con ternura nostalgica, como el capitán de la nave que flota a la deriva y es consciente de que el dios Océano ganará siempre.

Anuncios

Atrapar una Estrella Fugaz

mayo 23, 2008

Ayer fuimos al cine a ver la última y esperadísima entrega de Indy. Fue una noche muy especial que me evocó tiempos inmemoriables. De pequeño soñaba continuamente con tener una vida fascinante. Estaba disfrazandome todo el día… el hombre ñaña (Spiderman), Mosquetero, Superman, o aquel disfraz inventado por mí de cazafantasmas… Pues uno de los sueños que tenía, supongo que toda nuestra generación lo tuvo también, era ser arqueólogo… pero nada de arqueólogo de cepillo de dientes en mano quitando arena granito a granito… yo quería ser arqueólogo de sombrero y látigo…

Os tengo que confesar que lloré. Puede ser que estoy pasando una época hipersensible, es cierto, pero en la secuencia de la persecución… empecé a llorar emocionado como un niño. Que bonito… Que grande. Volví a soñar, volví a querer tener una vida a lo Indy, una vida entregada y apasionada… No se si los pasos dados hasta ahora, incluidos los pasos en falso y mis cagadas (ya sean actos, pensamientos, palabras u omisiones), estarán encaminados para tener esa vida plena que deseo… lo que es cierto es que tengo mucho tiempo por delante para vivir plenamente y estoy muy feliz por ello.

Miro hacia atrás, y veo mi vida con muchísima ternura. Gente con la que compartí mi vida que ya no veo. Compañeros de clase, compañeros de juegos, compañeros de sueños, compañeras de besos, compañeras de vida, compañeras de anhelos… Gente que vivió conmigo momentos muy especiales: las convivencias de Jerez, campos de trabajo, tardes de sábados en Regina Mundi con una guitarra en la mano, tantísimos enfermos que me enseñaron tantas cosas, gente especial que me dijo las palabras precisas en los momentos adecuados… Recuerdo a Fefe (que grande eres Fefe, como Indy, te fuiste a la India), A Poldito que se quedó más cerca pero también entregado a los demás, Mi joselito, Angelito, Nuria, Sara… Tanta gente buena que han hecho de su vida una enorme aventura y están cambiando este mundo…

Eso sí, tengo la enorme suerte de abrir los ojos saliendo de mi ensoñación, y me veo rodeado de gente que me quiere muchísimo, gente que se preocupa realmente de mí. Gente que me quiere, gente que me apoya, gente que siempre me tiende su mano, que que agarra cuando lo necesito… De la misma forma estoy ahí yo para ellos… Es maravilloso y único poder compartir la vida con mi gente, os quiero mucho.

La vida es impredecible, ayer lo hablaba con Manolo. El tema está en poder llevar cierto control sobre tu vida en todas las variables que no sean aleatorias… pero… ¡qué difícil es hacerlo! Yo, que tiendo a soñar, puede que lo tenga más difícil todavía… Mis sueños se mezclan con la realidad y la alteran. Confundo realidad y ensoñación, y puede que el mundo me parezca muchas veces mucho más bonito de lo que es realmente.. y después la ostia es grande… conseguir asumir mi error y abstraerme de mi ensoñación es muy difícil, y aunque lo consigo lo sufro bastante. Aparece una frustración que me deja bloqueado. “Niño, no te das cuenta de que estás viviendo entre sueños y que la vida va por otro lado”. Joder, pues es verdad…

Es momento, pues, de romper todo el sueño irrealizable y construir un sueño más real, un sueño realizable. Es cierto que allá arriba, sigue habiendo miles de estrellas fugaces, y que en cualquier momento volveré a alzar la cabeza porque está en mi naturaleza, y volveré a tratar de atrapar una estrella fugaz con la mano. Porque pensaré que es mi estrella, la que me ha estado esperando y a la que llevo esperando tanto tiempo… De momento, llevo años siguiendo una estrella fugaz… Creo que esta si que la voy a conseguir, aunque lo que consiga sea el meteorito que quede en el impacto… Es lo que me debe motivar en este momento… Aunque me queme la mano, pienso cogerlo y al fin será mío ese anhelado sueño, y él y yo seremos uno y el mundo será maravilloso.

Los motivos

mayo 18, 2008

A veces la vida te sorprende. A veces te sorprendes a ti mismo por la forma en la que vives y por la forma en la que te afectan las cosas. A veces es difícil expresar lo que quieres y sientes y ser claro, contigo y con los demás. A veces sin querer puedes hacer pensar a la gente cosas que no son. Supongo que nadie hace queriendo daño a nadie.

Este año están sucediendo demasiadas cosas que me hacen detenerme un momento y querer analizar las cosas. No soy una persona nada racional, soy demasiado pasional y tiendo a la ensoñación. Debería ser bastante más pragmático y no dejarme seducir por el mundo.

Es gracioso, la palabra seducir, que suena muy “seductora”, me sugiere algo romántico, algo bonito. Todas las acpciones del diccionario son negativas. La RAE dice que:

seducir.

(Del lat. seducĕre).

1. tr. Engañar con arte y maña; persuadir suavemente para algo malo.

2. tr. Atraer físicamente a alguien con el propósito de obtener de él una relación sexual.

3. tr. Embargar o cautivar el ánimo.

Cita: http://buscon.rae.es/draeI/SrvltConsulta?TIPO_BUS=3&LEMA=seducir

Supongo que se puede seducir queriendo o sin querer. Es verdad que no soy lo suficientemente inteligente para darme cuenta de esta seducción… puede que me lo haya tragado todo.

Hoy es cierto… Hoy tengo aún más motivos para abandonar esta enfermedad que he contraido y de la que no he podido curar.

Y cada uno sigue por su senda. Cada uno se entretiene con lo que tiene. Mucho, poco… lo que la vida le pone delante. Es inevitable mezclarlo todo, es inevitable que a veces venga a tu cabeza algo que no puedes evitar. Es inevitable sentir que en la humanidad hay algo de Mancha, como dice Phillip Roth en el libro que estoy acabando… Espero que pase pronto, y que vuelva a sentir siempre esa magnífica sensación magnánima de estar vivo y tener un gran potencial para encontrar lo que quiero y merezco en esta vida….

La vuelta a la Soledad

abril 28, 2007

Yo ya amanezco sin ti… y lo peor es que ya he admitido mi soledad. Hola vieja amiga, no te echaba de menos y creía que te había perdido ya para siempre, pero la vida nos junta de nuevo y me duele saludarte.

Es triste que hayamos acabado así. Yo creía que tu eras ella, que envejecería a tu lado, tendría hijos, discutiría contigo y sentiría que todo se va al traste pero sentiría una pierna bajo las sábanas y podríamos echar lejos todas las desavenencias que nos separan los días rojos (aquellos de desayuno con diamantes) y disfrutaríamos de los días resplandecientes…

Pero no, la vida nos separa. Y nos morimos los dos por dentro. Las lágrimas tragadas en público o abundantes en la soledad de la habitación. Puede que los 6 kilómetros que hay entre nosotros se conviertan en un muro infranqueable, que nos separe en dos mundos distintos. Quizá algún día nos encontremos y se nos venga el mundo encima.

La pena es que no hayamos sabido ser capaces de hablar tranquilamente sin que la sangre llegue al río, y de no poder areglarlo al menos llorar juntos en un abrazo… Pero no, el hacha de guerra no cae bajo metros de tierra. Probablemente sea mejor la distancia que he querido mantener esta semana entre nosotros. Sé que no me comprendes como he podido comprobar cuando hemos hablado por teléfono hace un rato. Se que piensas que la culpa de que todo vaya mal la tengo yo. Me da pena que no sepas admitir que también tu te has equivocado.

Pero ya todo da igual. Te quiero, pero no estoy dispuesto a que todo siga igual y no sepamos comprendernos uno a otro y tratemos de cambiarnos….