Los motivos

mayo 18, 2008

A veces la vida te sorprende. A veces te sorprendes a ti mismo por la forma en la que vives y por la forma en la que te afectan las cosas. A veces es difícil expresar lo que quieres y sientes y ser claro, contigo y con los demás. A veces sin querer puedes hacer pensar a la gente cosas que no son. Supongo que nadie hace queriendo daño a nadie.

Este año están sucediendo demasiadas cosas que me hacen detenerme un momento y querer analizar las cosas. No soy una persona nada racional, soy demasiado pasional y tiendo a la ensoñación. Debería ser bastante más pragmático y no dejarme seducir por el mundo.

Es gracioso, la palabra seducir, que suena muy “seductora”, me sugiere algo romántico, algo bonito. Todas las acpciones del diccionario son negativas. La RAE dice que:

seducir.

(Del lat. seducĕre).

1. tr. Engañar con arte y maña; persuadir suavemente para algo malo.

2. tr. Atraer físicamente a alguien con el propósito de obtener de él una relación sexual.

3. tr. Embargar o cautivar el ánimo.

Cita: http://buscon.rae.es/draeI/SrvltConsulta?TIPO_BUS=3&LEMA=seducir

Supongo que se puede seducir queriendo o sin querer. Es verdad que no soy lo suficientemente inteligente para darme cuenta de esta seducción… puede que me lo haya tragado todo.

Hoy es cierto… Hoy tengo aún más motivos para abandonar esta enfermedad que he contraido y de la que no he podido curar.

Y cada uno sigue por su senda. Cada uno se entretiene con lo que tiene. Mucho, poco… lo que la vida le pone delante. Es inevitable mezclarlo todo, es inevitable que a veces venga a tu cabeza algo que no puedes evitar. Es inevitable sentir que en la humanidad hay algo de Mancha, como dice Phillip Roth en el libro que estoy acabando… Espero que pase pronto, y que vuelva a sentir siempre esa magnífica sensación magnánima de estar vivo y tener un gran potencial para encontrar lo que quiero y merezco en esta vida….

Redemption Song

noviembre 26, 2007

Entrada escrita durante momentos de duelo por la pérdida de Ramón, mi padrastro.

La rabia y la ira son difíciles de contener en situaciones injustas. Cuando la tensión atenaza tu cuerpo y sientes tu ser proyectándose desde lo más recóndito de tu ser hacia esa gente que tienes frente a ti provocándote… Dios mío dame paciencia, dame temple, dame tranquilidad, dame sosiego, dame equilibrio, dame calma, dame serenidad…

Pero al final algo desencadena una “contenida” reacción. Digo contenida porque te apetece desatar tu ira y hacer estallar los tímpanos de ese enemigo que tienes frente a ti. Una vez tuve ganas de dar patadas en la cabeza a alguien, y estuve a punto de hacerlo… pero algo me paró. Llamad como queráis a ese “algo”… pero ese “algo” me hizo darle a esta persona un abrazo…

Ayer fue distinto. No fui capaz de dar un abrazo. Probablemente porque estas personas no eran próximas, conocía a varias de vista y al cerebro de la operación de oídas.

Traté de actuar con calma, pero no fui capaz de reprimir las ganas de duelo y reté al mafioso a “vernos ahí arriba” cuando pasase todo aquello mientras trataba de obligarles a abandonar el lugar. Y me quedé a solas con el cerebro. teníamos 1 metro de radio para poder desarrollar nuestra lucha dialéctica, un metro que todos respetaron.

Es cierto que me sentía arropado. El silencio complice que me acompañaba desde atrás fue suficiente paradarme alas y mantenerme erguido ante la ignorancia. La ignorancia y el egoísmo van de la mano. Y con una mano agarran a ambos las almas simples. La otra mano les sirve para aferrar fuertemente al miedo.

El miedo a lo desconocido. Lo desconocido para esta gente es un ladrón de guante blanco. Un ladrón que quiere quitarle lo suyo a sus polluelos… Polluelos que con lágrimas en los ojos ruegan que no continue un espectáculo lamentable, suficiente ha sido el drama para ellos como para aguantar a los mayores haciendo el gilipollas bajo la lluvia y el eco del mar rompiendo contra las rocas.

La mar impasible rompía contra las rocas arrastrando espuma y arena. Los pájaros seguían planeando sobre nuestras cabezas. Movimientos que tanto relajaban a alguien que se fue y por fin pudo convertirse en pájaro para ser libre de esa tensión que nos rodeaba. De fondo quedaba en nuestra memoria la tranquilidad dolorosa que embargaba todo antes de que llegase aquella demoníaca tropa venida desde los bajos fondos de la “alta sociedad” de la ciudad que quiso imitar a la nobleza.

Todo tenía que haber salido de otra forma. Pero quizá él sabía que sucedería así… Es muy difícil que las cosas cambien, y más si la gente no piensa con la cabeza y actua con el corazón. Maldito dinero.

Para él esta canción de Libertad, ahora entiendo hasta que punto vivió bajo determinadas esclavitudes. Por eso siempre añoraba tanto esta libertad que ha conseguido.

Canción de Redención

noviembre 26, 2007

Entrada escrita durante momentos de duelo por la pérdida de Ramón, mi padrastro.

La rabia y la ira son difíciles de contener en situaciones injustas. Cuando la tensión atenaza tu cuerpo y sientes tu ser proyectándose desde lo más recóndito de tu ser hacia esa gente que tienes frente a ti provocándote… Dios mío dame paciencia, dame temple, dame tranquilidad, dame sosiego, dame equilibrio, dame calma, dame serenidad…

Pero al final algo desencadena una “contenida” reacción. Digo contenida porque te apetece desatar tu ira y hacer estallar los tímpanos de ese enemigo que tienes frente a ti. Una vez tuve ganas de dar patadas en la cabeza a alguien, y estuve a punto de hacerlo… pero algo me paró. Llamad como queráis a ese “algo”… pero ese “algo” me hizo darle a esta persona un abrazo…

Ayer fue distinto. No fui capaz de dar un abrazo. Probablemente porque estas personas no eran próximas, conocía a varias de vista y al cerebro de la operación de oídas.

Traté de actuar con calma, pero no fui capaz de reprimir las ganas de duelo y reté al mafioso a “vernos ahí arriba” cuando pasase todo aquello mientras trataba de obligarles a abandonar el lugar. Y me quedé a solas con el cerebro. teníamos 1 metro de radio para poder desarrollar nuestra lucha dialéctica, un metro que todos respetaron.

Es cierto que me sentía arropado. El silencio complice que me acompañaba desde atrás fue suficiente paradarme alas y mantenerme erguido ante la ignorancia. La ignorancia y el egoísmo van de la mano. Y con una mano agarran a ambos las almas simples. La otra mano les sirve para aferrar fuertemente al miedo.

El miedo a lo desconocido. Lo desconocido para esta gente es un ladrón de guante blanco. Un ladrón que quiere quitarle lo suyo a sus polluelos… Polluelos que con lágrimas en los ojos ruegan que no continue un espectáculo lamentable, suficiente ha sido el drama para ellos como para aguantar a los mayores haciendo el gilipollas bajo la lluvia y el eco del mar rompiendo contra las rocas.

La mar impasible rompía contra las rocas arrastrando espuma y arena. Los pájaros seguían planeando sobre nuestras cabezas. Movimientos que tanto relajaban a alguien que se fue y por fin pudo convertirse en pájaro para ser libre de esa tensión que nos rodeaba. De fondo quedaba en nuestra memoria la tranquilidad dolorosa que embargaba todo antes de que llegase aquella demoníaca tropa venida desde los bajos fondos de la “alta sociedad” de la ciudad que quiso imitar a la nobleza.

Todo tenía que haber salido de otra forma. Pero quizá él sabía que sucedería así… Es muy difícil que las cosas cambien, y más si la gente no piensa con la cabeza y actua con el corazón. Maldito dinero.

Para él esta canción de Libertad, ahora entiendo hasta que punto vivió bajo determinadas esclavitudes. Por eso siempre añoraba tanto esta libertad que ha conseguido.

La vuelta a la Soledad

abril 28, 2007

Yo ya amanezco sin ti… y lo peor es que ya he admitido mi soledad. Hola vieja amiga, no te echaba de menos y creía que te había perdido ya para siempre, pero la vida nos junta de nuevo y me duele saludarte.

Es triste que hayamos acabado así. Yo creía que tu eras ella, que envejecería a tu lado, tendría hijos, discutiría contigo y sentiría que todo se va al traste pero sentiría una pierna bajo las sábanas y podríamos echar lejos todas las desavenencias que nos separan los días rojos (aquellos de desayuno con diamantes) y disfrutaríamos de los días resplandecientes…

Pero no, la vida nos separa. Y nos morimos los dos por dentro. Las lágrimas tragadas en público o abundantes en la soledad de la habitación. Puede que los 6 kilómetros que hay entre nosotros se conviertan en un muro infranqueable, que nos separe en dos mundos distintos. Quizá algún día nos encontremos y se nos venga el mundo encima.

La pena es que no hayamos sabido ser capaces de hablar tranquilamente sin que la sangre llegue al río, y de no poder areglarlo al menos llorar juntos en un abrazo… Pero no, el hacha de guerra no cae bajo metros de tierra. Probablemente sea mejor la distancia que he querido mantener esta semana entre nosotros. Sé que no me comprendes como he podido comprobar cuando hemos hablado por teléfono hace un rato. Se que piensas que la culpa de que todo vaya mal la tengo yo. Me da pena que no sepas admitir que también tu te has equivocado.

Pero ya todo da igual. Te quiero, pero no estoy dispuesto a que todo siga igual y no sepamos comprendernos uno a otro y tratemos de cambiarnos….

Relax y Recuerdo

octubre 5, 2006

No hacer nada. Tumbarte en la cama a las 10 de la noche después de tomarte unas cervezas medio resfriado con leve dolor de cabeza sabiendo que al dia siguiente no tienes que trabajar. Esto no tiene precio.

Despertarte a las 9 de la mañana relajado, solo un leve resfriado ocupa tu nariz. Después de 3 días sin sentir el agua fría recorriendo tu cuerpo, sales de la ducha y no hay toalla. Estornudas.

Sigues relajado porque sabes que no vas a hacer nada. En tu selebro solo hay una mezcla entre carta de ajuste y película survietnamita de recolectores de arroz. Respiras tranquilo. No puedes, entonces vas al baño y te suenas los mocos. Esto es vida… Santander y su clima.

Te vistes: los vaqueros y ese jersey de lana viejo de mujer que te intenta regalar tu madre siempre que vienes a verla. Silencio. Tu hermana pequeña se ha ido al cole y solo oyes a tu novia duchándose a lo lejos.

Respiras levemente para no perturbar esta tranquilidad que te invade. El gorgoteo del agua a lo lejos se mezcla con el ronroneo del ventilador del ordenador interpretando la majestuosa partitura de la tranquilida. Sonríes. Te sientes vivo.

Frente a ti, un sauce llorón descansa con sus alicaídas ramas del temporal de la otra noche. Él no perdió ninguna rama, pero llora por toda la sabia derramada por sus congéneres de todo el litoral cantábrico. Lágrimas verde y oro se derraman relucientes sobre el celeste del cielo, mientras una paloma alza el vuelo y se posan dos gorrioncillos.

El bullir de una ciudad ni se percibe a lo lejos, la tranquilidad del Sardinero deleita mi sentir ocioso. Me calzo, las zapatillas de deporte que compré ayer agradan más a mis pies que las duras botas técnicas y que los encorsetados zapatos. Andar, pasear al ritmo cántabro y lento, reconfortará más mi alma que masajes en balneario snop urbanos, de esos llamados spa.

Esa gente mayor que tanto quiero habita en este país de lluvias y vientos. Los años pasan más rápido, y para ellos aumenta el recuerdo. Quiza algún día estos días se sumen al mío: historias y abrazos, despedidas y anhelos. Vuelve pronto, no te vayas tan lejos. Sevilla y el Mar, Santander y el cielo.

La noche es para los amantes

mayo 19, 2006

Esta noche no ha sido la velocidad la que me ha acompañado por las calles de Sevilla. La temperatura era tan agradable que apetecía perderse por las calles del casco histórico después de ver a mi niña tras el trabajo.

Noche de amores…

La noche es para los amantes…. y yo te amo.

Pero no sé que tiene esta ciudad, con tanta piedra vieja, tanta placa, tanta cruz, tanta plaza, tanta leyenda y tanto cuento, que noches como esta en las que vuelvo cansado pedaleando y a la altura de la muralla almohade…..

Me llama. Ella me llama, y yo tengo que entrar por la puerta. Subo por San Luis y poco a poco voy bajando la velocidad. Las obras del Pumarejo y tras ellas, el barroco de los Franceses me sobrecoge. El gótico-mudejar de Santa Catalina con ese pórtico… ya llego a San Marcos y su torre, subo hasta San Román para bajar por María Coronel.

Los pelos se me erizan por culpa de Verdi y su Rigoletto, no puedo evitar silvar incluso tararear mientras pedaleo mirando a los lados, a todas las piedras mientras viajo en el tiempo y la distancia….

Un profundo silencio cuando paso frente a Sta. Ines, y recuerdo el escalofrío que me dio al entrar al alba del Viernes Santo en la Iglesia del convento y entre la celosía del fondo del templo observé como rezaban las hermanas haciendo vigilia. Fuera había hermanos de los Gitanos que hacían su vigilia en la estación de Penitencia. Y “er Manuñe” se acercaba al son de su Saeta…

Al llegar a San Pedro no pude evitar girar hacia Sta. Ángela y buscar la Casa Madre de las Hnas de la Cruz. No la encontré. Imposible. Quizá un día paseando de noche me lleguen los cantos de las hermanas y la encuentre. Sería la forma más bonita de hacerlo…

Llego a San Juan de la Palma. Atención leyenda. Es la Iglesia de San Juan Bautista. La plaza está situada sobre el cementerio de la Igleasia. Se dice que había una palma justo en el centro, y que cierto día en tiempos de herejías, estaba predicando un sacerdote. Al parecer un hereje se acercó después y hablándole a la palma, le dijo: Palma, la Madre de Dios no quedó Virgen después de tener al niño. Un anaciano que había por allí, le denunció a la Inquisición, y esta al interrogar al hereje, negó todo lo hecho. Fueron a la casa del acusador, y encontraron a un joven que, según las descripciones del anciano, el crio lo identificó con su abuelo que llevaba 80 años muerto y precisamente estaba enterrado bajo la palma. Volvieron a detener al hereje y le contaron el milagro de Dios, había vuelto a la vida el anciano para denunciarle…

La calle Cuna, el Salvador, francos, cuesta del bacalao, Catedral. Contemplo la lápida romana que recibe el peso de la Giralda. Se me vuelven a erizar los pelillos… pufffff que cosas tiene esta ciudad, que bonito.

Pedaleando de pie despacito, miro hacia arriba: ora la Catedral, ora el Arzobispado, ora el convento de Sta. Marta… gente saliendo del alcazar. Plaza de la Alianza, Doña Elvira, paso junto a la casa de doña Inés… los venerables.. allí está la de Don Juan… plaza Alfaro, Santa Cruz… doy una vuelta alrededor de la cruz de Sierpes.. ¿volverá a su sitio original alguna vez?

Parada obligada jundo a Don Juan Tenorio en Refinadores y contemplo con una media sonrisa esa estatua… ¿será verdad que se inspiraron en Miguel de Mañana para forjar tu mito?…

La Giralda se muestra entre las casas, entre los árboles… enorme, fortissima… que bonita está de noche.

Como tú mi niña, perdona por no decírtelo tantas veces como debería. ¿Me estaré volviendo más contemplativo que expresivo? Todo este paseo solo ha durado una hora… que alegría moverse en bicicleta… es lo que tardaría andando desde tu casa como tantas veces… pero ahora puedo dar una vuelta y perderme por Sevilla.

Pd. Te he echado de menos.

Reflexiones sobre la Semana Santa de Sevilla

abril 18, 2006

Me parece una buena idea mandaros un correo interesante hablando un poco sobre la Semana Santa y el por qué de muchas tradiciones que tenemos en esta fiesta en la que mezclamos el folkore y la religiosidad popular.

Para empezar, hablando sobre nuestra semana santa, no podemos olvidar los grupos de personas que hacen posible esta fiesta nuestra, y que la entegran, las hermandades. Las hermandades son grupos de personas agrupadas por su fe cristiana, y que se unen para rendir culto y hacer presente el mensaje de Jesucristo en nuestra ciudad. Este es un extracto de las reglas de la hermandad de la Vera Cruz. Os lo copio para que veáis realmente que es eso a lo que llamamos Hermandad:

Esta hermandad está constituida como Asociación pública de la Iglesia Católica, a tenor de lo dispuesto en el Código de Derecho Canónico y de las Normas Diocesanas para Hermandades y Cofradías de la Archidiócesis de Sevilla.

Son sus fines generales amar y servir a Dios sobre todas las cosas, a la Stma. Virgen María, Madre de Dios y de la Iglesia y a nuestro prójimo como respuesta plena al Mandamiento del Amor. Estos fines se manifestarán a través del culto público (interno y externo), de la formación integral de la persona y del ejercicio de la caridad.

La hermandad tendrá como finalidad especial la de agrupar a cuantos bautizados quieran dar cauce a su vida cristiana mediante el culto, animándoles a un mayor conocimiento y vivencia del mensaje de Jesús y creando así un grupo de promoción cristiana, orientado a su inserción en la comunidad local en función de la Iglesia Universal. Al mismo tiempo, procurará extender el Reino de Dios por la práctica de la caridad, especialmente enfocada hacia la formación, la asistencia al necesitado y la vivencia ejemplarizante del Evangelio, tomando a la Iglesia local como medio que enriquece la espiritualidad propia de la hermandad, por cuyo motivo la hermandad se convertirá en colaboradora de la Parroquia y de cualquier comunidad local que desarrolle actividades de evangelización y asistencia social.

Si nos ponemos a estudiar nuestra Semana Santa, podemos ver que las diferencias entre un via crucis en cualquier Iglesia y las estaciones de penitencia a la Catedral no son tantas. A mi modo de ver, son solo unas poquitas.

La primera es muy evidente. La clara expresión artistica popular (hecha por y para el pueblo) en una expresión pública de Fe. Esta Semana Santa nuestra solo es una evolución de aquella Semana Santa de hace practicamente 500 años, cuando el Gran Poder, la Macarena, los Gitanos… y tantas hermandades y tallas famosas y queridas por el pueblo ni siquiera existían. Es curioso pensar en cómo sería nuestra ciudad hace una centuria… cómo sería la vida entonces… Quizá en una ensoñación podríamos imaginar como el Cristo de la Vera Cruz era portado en una cruz con dos asas por un sacerdote, mientras cuatro frailes franciscanos custodiaban la imagen iluminando la imagen con los ciriales (que hoy en día con tanta luz eléctrica han perdido su función) de cera verde esperanza, siguiendo la estela luminosa de las velas que los hermanos portaban guiando la procesión de camino de regreso al Convento de San Francisco.

Noche cerrada, la ciudad estaría gobernada por un silencio sepulcral. Probablemente hasta las tabernas más lujuriosas de la ciudad, que conociendo nuestra idiosincrasia no serían pocas, guardaban un respetuoso silencio casí impensable en la actualidad. Desde lo más alto de la ciudad, el minarete de la antigua mezquita todavía sin campanario, se vería nitidamente al Cristo de la Vera Cruz iluminado por esas cuatro velas, y el silencio permitiría oir los rezos cantados de los frailes. El cortejo recorría los monumentos realizados después de la Santa Misa del Jueves Santo en distintas iglesias de la ciudad. Según la página de la hermandad de la Vera Cruz, salían a las 10 de la noche, y acudían a la Catedral, al Salvador, al Convento de San Pablo (actual Magdalena) y a la antigua iglesia de la Magdalena (se la cargaron los franceses), para volver cerca de la 1 de la mañana.

En definitiva, poco se parecía en los albores a la Semana Santa actual. Otra de las características de la Semana Santa es la referente a su patrimonio. Cabe preguntarse a quien pertenece dicho patrimonio, y ocurre la misma controversia que con el patrimonio del Vaticano. Mucha gente se apresura a juzgar diciendo las célebres frases que hacen mención a “los curas y su riqueza”, cuando es más bien patrimonio de la Iglesia (aquella célebre frase de aquel que dijo que “la Iglesia somos todos” ejjeje), de la ciudad, de la humanidad… Acaso la Iglesia debe sacar a subasta todos sus bienes y negar al pueblo ese arte que a protegido y fomentado durante tantísimo tiempo. Es posible caer en la fácil demagogia de venderlo todo y donarlo en alimento al tercer mundo, teniendo “pan para hoy, hambre para mañana”, pero no creo que la solución del mundo sea hacer otra desamortización y que gente como el actualmente famoso gerente de urbanismo del ayuntamiento de Marbella que puedan permitirse pagar una millonada por la capilla sixtina, se la lleve a su salón y la coloque de techo para su clección de animalitos disecados. La solución no es darle 1 trillón de pesetas a la Iglesia, que solucione esta temporalmente le hambre en el mundo, y que el poder siga en manos de unos pocos y dentro de 200 años volvamos a estar como estamos mientras gente con una gran fortuna puede permitirse el lujo de colocar en las columnas de su salón los frisos del partenón, o la talla del cristo de la Buena Muerte de Juan de Mesa en el recibidor de su enorme mansion.

Si me preguntáis si yo lo haría, mi respuesta es inmediatamente que si, que lo vendería todo, que el arte está mucho más abajo que la vida en mi escala de valores, y también de la de la Iglesia. Que Jesucristo podría decirnos que es capaz de destruir el Vaticano y construirlo en 3 días, como hizo hace 2000 años con el templo de Jerusalem, y que lo importante es el templo de la vida, pero no debemos equivocarnos y afirmar que todo este patrimonio artístico pertenece solo a “los curas”. Hablando de patrimonio, ¿acaso nos atrevemos a vender los regalos que nos hacen por reyes o en nuestro cumpleaños? Quizá la Iglesia deba educar (como aseguro que hace la Congregación ha hecho conmigo) a no dar solo mantos a la Virgen y hacerlo también al pueblo. Este año hay un detalle curioso y muy bonito. La hermandad de los Javieres estrena este año el manto de la Virgen. El manto se lo ha regalado un hermano, que quedándose huérfano durante la guerra, lo adoptaron los Jesuitas que fundaron la hermandad. Seguramente, este hombre no haya hecho solamente esta donación, pero aunque lo haya hecho… cada una hace con su dinero lo que quiere, y hay gente que lo invierte en comprar arte. Éste hombre no lo ha comprado para él, lo ha comprado para donarlo a esa gente que lo adoptó y enriquecer así esa estación de penitencia que realizan y para el deléite de toda la gente que sale a la calle a vivir la Semana Santa.

La Semana Santa ha mezclado la religiosidad con el fervor popular y el folklore, y es cierto que en ella hay bastante totemismo, pero no sería justo afirmar que reina el totemismo. Es una forma preciosa de recordar la pasión de Cristo, en la que el creyente se queda con el Misterio y realiza una intima vivencia desde la Fe y la próxima relación con Dios en las calles de Sevilla, y el no creyente se queda en la superficie deleitandose con la cara más barroca de nuestra ciudad: los sonidos y aromas que acompañan a todo ese patrimonio artístico que cuenta la nutrida imaginería sevillana que sale a las calles los días de esta Semana Grande.

Solo quiero dejaros una pregunta después de esta aburrida disertación, ¿Qué sería Sevilla sin la tradición? A mi la tradición me encanta, y hay que seguirla, pero todos sabemos que no podemos tomar tampoco las tradiciones como axiomas. La ciudad irá cambiando, adquiriendo nuevos aires modernos, pero no creo que ninguno quiera que desaparezca nuestro casco histórico o se modifique sustancialmente… pero unas setas nunca vienen mal… y menos en la Encarnación que lleva 20 años cubierta con esas malditas vallas… y como he oido hace un rato, en el ABC de hoy han hecho un fotomontaje del Cristo de la Sangre de San Benito pasando por allí… y seguro que es precioso, y podremos ver por allí en un par de años cofradías de forma más pintoresca si cabe.

Ya no os rayo más, espero que paséis una buena semana, y que seáis felices y buenos, que aunque no creáis en Dios, Él si cree en vosotros, más incluso de lo que yo creo.

Un abrazo y Feliz Pascua

Don Víctor, aquí hay tomate…

junio 5, 2005

Reflexión que hice en el Pobrecito Hablador el 5 de Junio de 2005. En aquella época veía algo la caja tonta… después me emancipé y no volví a verla, solo mis amadas partidas de balompié… Pero cada vez que tropiezo con la dichosa caja, veo que todo sigue igual…

No puedo ni imaginar que perplejidad habría en el rostro de nuestro querido Víctor Hugo si levantase de su tumba y pusiese la tele en la sobremesa. Estas líneas, como muchas de las que salieron de su pluma, me están hechizando porque son como pedradas en las ventanas de nuestra moral postmoderna. Y le llaman a muchas cuestiones: rasgos de la “postmodernidad” cuando realmente llevan ahí muchísimo tiempo, queriendo luchar con la naturaleza humana, para imponerse y devolver al hombre al lodo que abandonó el primer anfibio sobre la faz de la tierra.

Os dejo con el maestro:

“Nadie mejor para espiar las acciones de los demás que aquellos a quienes nada puedan importarle. ¿Por qué este señor no viene sino al oscurecer?; ¿Por qué este otro no cuelga la llave en su respectivo clavo de la portería, el jueves?; ¿Por qué va siempre por callejuelas?; ¿Por qué la señora desciende siempre del coche de alquiler antes de llegar a la casa?: ¿Por qué envía a buscar el cuadernillo de papel de cartas, cuando tiene llena la papelera?, etc, etc. Existen seres que, por saber el secreto de tales enigmas, que le son por lo demás perfectamente indiferentes, gastan más dinero, prodigan más tiempo y se toman más trabajo de lo que sería necesario para ejecutar diez buenas acciones; y lo hacen gratuitamente, por placer, sin que su curiosidad reciba más recompensa que la propia curiosidad. Seguirás a éste o aquel durante días enteros, emplearán largas horas como centinelas en las esquinas, bajo portales, de noche, con frío y con lluvia, corromperán a criados, emborracharán a cocheros y a lacayos, comprarán a la doncella, sobornarán a un portero… ¿Para qué? Para nada. Por encarnecimiento de ver, de saber y de penetrar en las vidas ajenas. Puro comezón de murmurar. Y, a menudo, una vez conocidos estos secretos, publicados estos misterios, descubiertos estos enigmas, producen catástrofes, duelos, quiebras, ruinas de familias, existencias amargadas, con gran gozo de aquellos que lo han “descubierto todo”, sin interés, por puro instinto. Cosa triste, en verdad.”

Quién iba a pensar hace casi 150 años, cuando este hombre publicó “los miserables” de donde he sacado este fragmento, todo este chismorreo morboso que provoca el aburrimiento y la falta de dedicación a tareas más dignas y justas, se iba a convertir en la gran industria que es ahora, moviendo más dinero y teniendo más franja horaria que documentales, programas culturales, noticiarios, programas de sucesos, programación deportiva, debates, programación infantil…

Joder, y mi borreguismo me hace tirar delante de la caja tonta y tragarme bazofia de este porte, y lo que es peor, siendo consciente de ello. Así que… digamos NO a la programación basura y un SI enorme a la lectura para tener buenos momentos de sosiego entre estudios o curro.

Bueno chicos, un abrazote y pronto nos vemos más a menudo después de los exámenes. Me despido con la presentación de los miserables, a ver si os anima para cogerlo algún día:

Mientras, a consecuencia de las leyes y las costumbres exista una condena social que cree artificialmente infiernos en plena civilización, y enturbie con una fatalidad humana el destino, que es divino; mientras no se resuelvan los problemas del siglo: la degradación del hombre en el proletariado, la decadencia de la mujer por el hambre, la atrofia del niño por las tinieblas; mientras en ciertas regiones sea posible la asfixia social; en otros términos, y desde un punto de vista más dilatado aún, mientras haya ignorancia y miseria sobre la tierra, los libros de igual naturaleza que éste podrán no ser inútiles.

VICTOR HUGO, 1 de enero de 1862.

AHI LO LLEVAS!

Es hora de Marchar

junio 7, 2004

Esto fue escrito una noche de Junio en la que, la que era mi pareja, perdió a un familiar cercano. Yo, sumergido en una intensa noche de estudio, me levanté y vomité estas palabras.

En mi noche suena monótona la radio mientras cientos de letras y números comienzan a levantarse cansados del papel para conseguir escapar de mi una vez más. Y se alejan ese pequeño abismo que separa casi siempre los apuntes de mi mente año tras año.. La luz del flexo empieza a marearme, a meterme en un sueño pesado contra el que luchó pesaroso, aun sabiendo que sucumbiré y miraré a mi espalda con ganas de no verla, pero siempre está ahi, esperándome, llamándome a sus poderosas garras que me roban tantísimo tiempo de existencia. Intento resistirme, pero su voz aunque bajita penetra en mi mente expulsando los últimos teoremas que había conseguido encerrar en aquel sitio que parecía seguro para ellos.

Al final sucumbo siempre a su poder… me doy la vuelta, y caigo sobre sus brazos exhausto mientras pienso en ti, que has estado pasandolo tan mal por todo lo que te ha tocado vivir hoy. Sé que tu caeras también sobre tu cama y mucho más rota que yo, y además lo harás desconsolada, buscando una respuesta a esa odiosa pregunta que te atormenta… ¿por qué? puede que durante la noche venga un poco de claridad a esa oscuridad que te trajo el día, o puede que no, incluso puede que no concilies el sueño…

Es triste llorarle a alguien que se nos va, pero como dice aquella canción… Cuando es hora de marchar… prepara tu viaje bien, no tengas miedo y ve, no llorés más por mi, siempre estoy cerca de ti.

Dulces sueños princesa, que la noche te de la vida que el día se llevó a nuestro pesar y sepas ser en la alborada lucero para los tuyos con la sonrisa más bonita y las lágrimas de todos empujen fuera tanta tristeza que impide celebrar la vida del que se fue de aqui, pero seguirá siempre en vuestros corazones

Las Locas Aventuras de Pocholo y Dinito

abril 8, 2004

Relato escrito allá por el año 2003. Tonterida española vivida con mi padre apoteósicamente vergonzante… Publicada en El Pobrecito Hablador el 8 de Abril de 2004.

Muy buenas noches desde el apartamento glamouroso donde vivo. Hoy he decidio empezar una saga que espero que sea de culto.. las locas aventuras de Dinito y pocholo….

Para empezar no se quien va a ser quien… si mi padre va a ser pocholo, o lo voy a ser yo… porque no sé quien de los dos está mas zumbao.. sé que muchos no le conoceis, y que igual no me habeis visto en accion.. pero bueno. Para empezar me gustaría recordar con cariño a aquel personaje que era mi padre… un hombre responsable y muy respetable, cuya vida era el trabajo. Su única afición era jugar al carta blanca, si, ese juego del güindous al que no sabe jugar ni Dios…

Nuestro querido amigo salió de su letargo hace poco más de un mes… ya decía yo… por algún lao tenia que salir, ya que después de haber acabado las 32000 (si,treinta y dos mil) posiciones posibles del entretenido juego, supongo que un dia de repente se dio cuenta de que sus úl.imos 25 años habían desembocado en un callejón sin salida…

Pues si, a nuestro querido amigo le llegó ese triste dia en el que se metió en la ducha, y cuando estaba jabonandose, miro hacia abajo y clamó al cielo horrorizado.. si querido Pocholo, tu amigo esteban debía estar debajo de aquello que parecia una talega de pan de lana negra… así fue como descubriste que te habías hecho mayor… asi que a cuidar a tus queridos nenes (que bien guapos que hemos salido, eh?) y a trabajar a destajo con tus amadas hojas de cálculo… pasaron los años… siguieron pasando… una excelente carrera profesional… en la oficina era conocido como ese tio que está continuamente hablando de trabajo… cervecitas a la hora del almuerzo… hablando de trabajo… la separacion… y mas trabajo… la tension x las nubes, riesgo de infarto.. y mas trabajo… trabajo, trabajo, trabajo…

Pero tarde o temprano tenia que ocurrir algo que hiciese que nuestro querido hombrecillo saliese del letargo de los últimos 25 años, y volviese aquel organizador de guateques, aquel bailarin de twist enloquecido… todo un yeye. Pocholo habia vuelto… tiembla mundo!!!!

Pues si… lo primero que decidio era irse a la playa todos los días para coger ese moreno tan ibicenco, tipo agromán. Si, más que un nota moreno parece el indio de torreblanca… después decidió atracar una óptica en torreblanca, de donde sacó ese repertorio de gafas de sol con las que nos deleita a diario. Y para qué hacer todos esto, os estareis preguntando… pues para que iba a ser si no era para ligarse a unas gachises…y así comenzó todo… pero.. donde están las gachises??? pues dijo, vamos a lo fácil… la cafetería de la oficina… y palla se fue. Y allí atacando indiscriminadamente a todas las nenas, cual john travolta en fiebre del sabado noche, pero más a lo alfredo landa en con faldas y a lo loco.Cuando ya estaba despendolao… solo le faltaba algo… un vehículo adecuado a su nuevo estad
mental… si, un deportivo.

Pues la extraña pareja surgió una noche veraniega como la de hoy.. Dinio le dijo a pocholo..quieres ir a cenar por ahi? imaginaros.. una vez salidos del hotel de la caspa… estaban deseosos de encontrar gachises distintas a la yola, la malena, aramis de los cojones… y allí salieron montados en el buga sin la capota… Dinio muy guapo disfrazado con un polo y unos nauticos, y pocholo con los ojos fuera de las cuencas detras de todas las niñas que pasaban.

Pues si… cualquier fémina que se cruzaba con ellos, provocaba las miradas atónitas de pocholín… mientras cenaban, se le iban los ojos, quería hablarles a las niñas que los rodeaban.. hasta llegó a provocar la vargüenza ajena de su compañero dinio.. y eso que la vergüenza no es una de sus características. Pues si.. pocholo se vio obligado a reprimir sus ansias de don Juan, postergandolo para el momento de tomar la copichuela de rigor… pero no, chicos, no aguanto tanto tiempo. Decidió montarse en su chorbamovil, y decirles cosas a todas las feminas de las motos, pasearse despacito entre las botellonas en la isla de la cartuja, volver a pasar por los grupitos que hacian oles por lo espectacular de su vehículo…. correr a todo carajo detras de los coches con niñas…. el culmen fue cuando le dijo a dos canorras gordas que iban en una moto… donde vais chatas? dinio estaba sepultado en el asiento del deportivo subiendo el volumen de “the presence or the lord” de Blind Faith (temazo increible) diciendo… Dios mio, esto es inaudito… insólito, innifugo, innnnnnnnnnnnnnnnnnnnnmortah

En fin… al final despues de rogar encarecidamente a pocholo que me trajese a casa a eso de 1 de la mañana accedio a buscar mas tiempo aparcamiento enfrente del parque para ir a “ligar cobre” (curiosa expresion empleada por él, supongo que será de los años 60) en el alfonso y bilindo… lo consegui.. llegué a casa… y decidí comenzar este diario de batalla que comparto con vosotros.

No sé como acabará esto.. lo que si que sé es que el proximo dia conduciré yo, y pasando de canis.. que de tias pepino habia por ahí… y como se fijaban en el coche.. y en el cacho de copiloto que iba 😉 asi que.. tendré que explotarlo, y daré un par de consejitos a mi progenitor pa que se entere de como se “liga cobre” en el siglo XXI

Con cariño, Dinio